El 8 de marzo de 2018 se promulgó la Ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (Ley Fintech), la cual, entre otras actividades, regula el fondeo colectivo (también conocido como crowdfunding). 

La CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) es la encargada de dar autorizaciones a las empresas que quieran realizar esta actividad. Para las empresas que operaban antes del 8 de marzo de 2018, y que antes del 25 de septiembre enviaron su solicitud oficial a la CNBV, existe una autorización temporal para operar, tal es el caso de briq.mx. 

Hasta la última fecha de actualización de este artículo, la CNBV no había otorgado ninguna autorización por este tipo de actividad; y son únicamente 25 empresas las que enviaron su solicitud antes del 25 de septiembre de 2019.

Previo a la promulgación de la Ley 

Aunque antes no existiera una ley específica, no quiere decir que la actividad fuera ilegal, dependía de cómo se hiciera. En el caso de briq.mx, desde el inicio se decidió cumplir con todos los lineamientos de las leyes vigentes, y para poder lograrlo se buscó una alianza con una institución financiera sí regulada (GBM).

Hasta que la CNBV otorgue una autorización específica, las inversiones son directamente entre inversionistas y desarrolladores. Las aportaciones para cada proyecto publicado en la plataforma de briq.mx se realizan vía GBM Casa de Bolsa, una institución ya regulada por el sistema financiero del país.

briq.mx únicamente analiza y presenta las opciones para invertir, facilita el flujo de información y coordina mediante una Casa de Bolsa el flujo de dinero. La relación entre cada inversionista y briq.mx es mediante un contrato de comisión mercantil que da el mandato a briq.mx para otorgar un financiamiento por cuenta de los inversionistas.

Importante considerar

Aunque exista regulación, briq.mx no es responsable solidario del repago de los financiamientos, aunque sí realiza los mejores esfuerzos de cobranza. Es este esquema lo que permite a los inversionistas obtener mayores rendimientos esperados que en una institución bancaria.

Otros artículos que te pueden interesar:

¿Encontró su respuesta?